Algunas impresiones desde Río

La verdad es que no me siento nada bloguero, pero no veo mal escribir unas notas sencillas que reflejen algunas impresiones de esta experiencia de Río+20. Lo hago sin pretensiones ni tratando de explicar al detalle los acontecimientos del día, ni siquiera busco hacer ingeniería de las organizaciones. Simplemente, algunas notas cotidianas de la jornada.

La Fundación Lonxanet para la Pesca Sostenible forma parte del grupo Farmers. Un colectivo compuesto por diferentes organizaciones, principalmente de agricultores pero muy diversas entre ellas. Tanto es así que, por la visión del mundo que tienen y los objetivos que persiguen, son antagónicas.

Una de estas entidades es Vía Campesina. He tenido la suerte de reunirme con ellos. Carlos Marentes de México, Jessica Roe de Estados Unidos y Nati Wiebe de Canadá -la más veterana en la organización- forman parte de su delegación en Río. Ayer, 16 de junio, charlamos buena parte de la mañana, conociéndonos un poco más y compartiendo puntos de vista sobre asuntos clave como seguridad y soberanía alimentaria o modelos de producción y sostenibilidad, y hemos comprobado que existen un montón de elementos y objetivos comunes entre los pequeños agricultores y los pescadores artesanales.

Durante la charla decidimos definir mensajes comunes y aprovechar las diferentes intervenciones de nuestras organizaciones en esta Cumbre para hacerlos más presentes. De este modo, si finalmente aunamos mensajes, los pescadores artesanales y los pequeños granjeros tendrán un poco más de la visibilidad esperada en esta Conferencia. No son malas noticias.

Respecto a la propia Cumbre, algunas ONGs estamos comentando que hay cosas que están ocurriendo y que no nos gustan. No sabemos si es una limitación de los propios organizadores o bien ocurre algo más que no sabemos. Comparándola con Conferencias como la de Nagoya (2010), en donde las ONGs teníamos al final de cada día una copia del texto original que negociaban los Estados y al menos en cuatro idiomas -el español entre ellos-, en Río+20 las ONGs no estamos teniendo acceso a esos documentos. En esta Cumbre hemos apreciado menor grado de transparencia que en Nagoya. Un mal síntoma. Si el gran objetivo en esta Conferencia es el desarrollo sostenible, se han olvidado de uno de sus principales componentes: una participacion más abierta y la transparencia. Si este “pequeño” detalle se confirma y continúo pensando igual al final del encuentro, posiblemente habré perdido un poco más de confianza en la clase política.

En el Plenario celebrado en la jornada de ayer, Brasil tomó el relevo, hasta el 19 de junio, para liderar el proceso de las negociaciones de acuerdos entre las delegaciones de los Estados, donde se definen las políticas de los próximos diez años en materia de desarrollo sostenible. El marco jurídico de las políticas sostenibles, los objetivos de desarrollo sostenible, la implementación de las medidas acordadas, y los Océanos, son algunos de los ámbitos que centran estos procesos de negociación, que actualmente se encuentra al 37% de su desarrollo.

Brasil tiene ante sí un enorme desafío para conseguir que en solo tres días se llegue a un acuerdo definitivo. Se oyen rumores de que Brasil alcanzará su propósito.

Antonio García Allut, presidente de Fundación Lonxanet.
Anuncios

Acerca de fundacionlonxanet

"Un mar y un mundo sostenibles todavía son posibles si trabajamos muy estrechamente con los pescadores artesanales en aras de su sostenibilidad social, económica y ambiental"
Esta entrada fue publicada en Río+20. Guarda el enlace permanente.

-

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s