Contra la pobreza y la desigualdad mundial… Comercio Justo

Cartel Día Mundial del Comercio Justo 2013

Cartel Día Mundial del Comercio Justo 2013 | http://www.comerciojusto.org

Definido desde su nacimiento, allá por 1964, como un “sistema comercial solidario y alternativo al convencional que persigue el desarrollo de los pueblos y la lucha contra la pobreza”, el COMERCIO JUSTO marca la diferencia con un sistema que pone a las personas al servicio de la economía, justo al revés de todo aquello que supone, o debería suponer, la dignidad humana.

Para endulzarte la vida no hay que amargar a nadie es el lema escogido este año para el Día Mundial del Comercio Justo, que se conmemora hoy, 11 de mayo, con la producción de azúcar como protagonista. Se trata de una forma de llamar la atención a instituciones y sociedad civil ante las situaciones de injusticia que consolidan tanto la perpetuación de la pobreza como de la desigualdad mundial. Todo ello en un contexto de especulación de los precios y explotación laboral en países que se ven obligados a asentir a quienes se hacen con los beneficios del trabajo ajeno.

Las condiciones laborales y los salarios adecuados para los productores, la erradicación de la explotación infantil, la igualdad entre hombres y mujeres o el respeto al medio ambiente son algunos de los principios que rigen la actividad de la Organización Mundial del Comercio Justo, un movimiento internacional integrado por asociaciones del Sur y del Norte cuyo objetivo no es otro que el de “mejorar el acceso al mercado de los productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional”.

Como el productor de azúcar, que genera al año unos 70.000 dólares en el mercado convencional, el pescador contribuye a dinamizar económica y socialmente a la comunidad local y al Estado; de hecho, solo en Galicia, la pesca supone el 1,5% del Producto Interior Bruto.  El problema es que los beneficios de unos y otros productos rara vez llegan a quienes los cultivan, producen o capturan.

Anuncios

Acerca de fundacionlonxanet

"Un mar y un mundo sostenibles todavía son posibles si trabajamos muy estrechamente con los pescadores artesanales en aras de su sostenibilidad social, económica y ambiental"
Esta entrada fue publicada en Comercio Justo. Guarda el enlace permanente.